sábado, 4 de julio de 2009

Una de las peores empresas del mundo apoya nuestra "democracia"


Una de las peores empresas del mundo, que tiene un múltiple comportamiento criminal, acaba de darle un espaldarazo a la “democracia”. Ya que, al parecer, las innumerables horas de espots, las calles cubiertas de propaganda electoral, los anuncios en radio, no fueron suficientes para convencer a los ciudadanos de votar, ahora la compañía trasnacional que abusa del trabajo infantil promete regalar postres a quienes coman en Vips si llevan el pulgar manchado. Esta medida habla de muchas cosas, por un lado, que a la compañía famosa por no permitir que sus trabajadores se sindicalicen le interesa apoyar al régimen político que padecemos, por otro lado, que a Wal-Mart no le importa por quién votes, le interesa que sigas creyendo en el sistema. Esto es importante destacarlo porque en el 2006 se acusó a Wal-Mart de actuar en contra de López Obrador, pero en este momento la clase política está tan desesperada por la abstención y el anulismo, que lo único que buscan es recuperar su legitimidad.
Wal-Mart es una compañía criminal, las violaciones que comete contra los derechos humanos son apabullantes e internacionales: la misma empresa explota mano de obra infantil en Pakistán o Malasia, para conseguir productos baratos; explota obreros en sus tiendas, a los que niega el derecho a sindicalizarse y a un seguro médico; practica el racismo y hace quebrar a la competencia, que en algunos casos se trata de mercados populares. Esto no sólo implica que quiebre un negocio, nuestros mercados populares tiene un origen prehispánico, y son un elemento de nuestra identidad y nuestra cultura.
El gobierno mexicano, en todos sus niveles, ha sido cómplice de estos crímenes que comete la empresa Wal-Mart. Permite que explote a sus trabajadores, que les niegue el básico derecho de organizarse para defender sus intereses, permite que empleen mano de obra infantil y abusan de trabajadoras mujeres y adolescentes. Si a estos señores les interesa apoyar a la “democracia” mexicana, no es porque sean unos blancos angelitos: es por interés.
Bajo gobiernos del PRI, PAN y PRD, Wal-Mart ha crecido hasta ser el “la cadena comercial más importante del país”, como anuncian en su sitio. Casi todos los hogares mexicanos tiene cosas compradas en sus filiales, que incluyen Aurrera, Superama, Sam's, Suburvia, Vips, El Portón y ahora banco Wal-Mart. Es parte del Consejo Coordinador Empresarial, del que pudimos aprender más en el video Los Dueños de la Democracia de Canal 6 de Julio. Ellos, también, son parte del Pacto de Cinismo e Impunidad que sostiene a la clase política mexicana. Y tiene una muy buena razón para hacerlo, ya que en parte gracias al gobierno mexicano, y a todos nosotros, Wal-Mart tiene más ingresos que el Producto Interno Bruto de Brasil o México. Además, tiene que agradecer que el gobierno le dio permiso de operar bancos, lo que nos lleva de regreso en el tiempo a la tienda de raya. Wal-Mart administra tú dinero, que gastarás en sus tiendas. Claro, no estás obligado, pero es evidente que Wal-Mart pretende ser dueño de la economía familiar de nuestro país. Esto no es otra cosa más que un saqueo, ya que los ingresos de esta mega-empresa salen del país: Wal-Mart paga impuestos por el 4.4% de sus ganancias. (En comparación, Pemex paga 40%)
Cuando una gran empresa quiere "premiarte" con postrecitos por votar, es que que hay algo chueco. Y sí, las cosas están muy chuecas.
Recomendamos buscar el video Wal-Mart, el alto costo del precio bajo, para enterarse de todo lo que hace esta trasnacional. También recomendamos el sitio del Frente Nacional contra Wal-Mart.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Anticampaña