miércoles, 1 de julio de 2009

Cinco razones para NO votar por el Partido Verde.

Antes de empezar, tengo que decir que fue muy difícil, entre toda la porquería que rodea al verde, encontrar sólo 5 razones para botarlos. Además, quiero agradecer a Juanito Topo por las excelentes imágenes que tiene contra el PVEM. Ahora sí, arrancamos.

  1. El Partido Verde Ecologista de México es un negocio familiar. Así es, la familia González Torres es la dueña del partido. En sus 23 años de historia, ha tenido sólo dos presidentes, Jorge González Torres y Jorge Emilio González Martínez, padre e hijo. El segundo, apodado “el niño verde”, ha vivido de tus impuestos los últimos 15 años, como asambleísta, diputado federal, senador y de nuevo como diputado federal. Desde el poder, el partido verde se ha dedicado más a apoyar los negocios familiares que a defender a la ecología, como lo muestra su constante apoyo al Dr. Simi, Jorge González Torres. Además de que ha sido un “comodín” en el congreso, apoyando ora unos, ora otros, como demuestra su apoyo a televisa y TV azteca.

  2. El Partido Verde NO es un partido ecologista. Desde sus inicios el Verde ha jugado la carta de la ecología, pero en 1997 fue demandado por la ONG Greenpeace por utilizar imágenes de ellos en sus espots. Básicamente, estos anuncios eran un “montaje” de escenas de acciones del grupo ecologista Greenpeace con una voz que decía “los ecologistas hacemos esto, los ecologistas hacemos lo otro. No votes por un político, vota por un ecologista”. Evidentemente, se cuidaba mucho de decir que lo que uno veía eran acciones de greenpeace en las que el partido verde no tuvo nada que ver. Además de esto, el PVEM ha sido expulsado de la Global Verde, la asociación internacional de partidos verdes.

  3. El Partido Verde impulsa una campaña de timos, embustes y mentiras. “Si el gobierno no te da medicinas, ¡que te las pague!”. Esto es un timo, un embuste, una mentira tan grande como anunciar la crema que te hace adelgazar sin dietas, sin ejercicios y sin tener que untártela. En primer lugar, su propuesta carece totalmente de sustento. ¿De dónde vendría el dinero para pagar tales vales? ¿Del sueldo de los diputados verdes? Ja ja ja, suponiendo que esos bandidos donaran la mitad de su sueldo, aun así no alcanzaría para comprar medicinas de patente a todos los mexicanos. Pero más grave que eso, es una medida privatizadora. En lugar de proponer el fortalecer a la sociedad a través de reforzar las instituciones públicas, el partido verde propone que toda la sociedad beneficie a unos cuantos dueños de farmacias y laboratorios, quienes recibirían, vía los infames “vales”, el dinero de todos nosotros. Si a esa información sumamos que la familia González Torres es dueña de las Farmacias Similares es claro que su propuesta de los vales no es más que una transa a todo el pueblo mexicano para beneficio electoral del PVEM y el enriquecimiento de su familia. Que su propuesta también incluya cómputo e inglés sólo me permite suponer que los González Torres quieren invertir en escuelas. En todo caso, en sus comerciales, presentan que la gente no consigue trabajo por no saber cómputo e inglés, mientras atravesamos una crisis económica sin precedentes. Si no hay trabajo es porque el sistema no funciona, no por cómputo e inglés.

  4. La Pena de Muerte: pena ajena. La razón por la que, como decíamos en el punto 1, el PVEM fue expulsado de la Global Verde, es su apoyo a la pena de muerte. Esta va en contra de los programas y las plataformas políticas de todos los partidos ecologistas del mundo. Pero la verdad es que al partido verde no le importa la pena de muerte. Lo que hace el PVEM, funcionando más como una empresa comercial que vende un producto que como un partido político que plantea un programa, es buscar como venderse. En un ambiente de crisis internacional, la inseguridad es una gran preocupación, ya que hay una relación directa entre el desempleo y el robo, por razones evidentes. Ante eso, el PVEM busca mover el voto de miedo, como lo muestran sus grotescos anuncios. Eso es la campaña por la pena de muerte del verde, mover el terror ciudadano a sus urnas, y el presupuesto a sus arcas. El Verde sabe que, por bien que le vaya en estas elecciones, no tendrá la fuerza para ganar una votación en torno a la pena de muerte. Es una promesa vacía, que hace un actor de televisión contratado que ni milita en el PVEM ni tiene ninguna postura política. Raúl Araiza igual anunciaría un cepillo de dientes que la pena de muerte para conseguir dinero, de la misma forma que el PVEM lo mismo anuncia salvar guacamayas que la pena de muerte para conseguir tu voto.

  5. El Partido Verde es parte del pacto de cinismo e impunidad. Como todos los partidos políticos que se comparten el poder y el presupuesto, el Verde ecologista mantiene el pacto de cinismo de la clase política. A pesar de que lo cacharon aceptando un soborno de 2 millones de dólares por un permiso de explotación de manglares en Cancún, no pisó ni un día la carcel. Además de eso, el Verde ecologista ha apoyado a las televisoras, uno de los grandes poderes fácticos en el país, y postula a la hija del dueño de TV Azteca, Ninfa Salinas Sada así como un funcionario de la CIRT y dos ex funcionarios de la Cofetel. Es decir, el PVEM vende sus curules al mejor postor. ¿Y qué mejor postor que las televisoras?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Anticampaña